El Catalonia, del Grupo 11 de Tercera Catalana, aún no ha conseguido ningún punto en la presente temporada. 12 partidos y 12 derrotas. El presidente del club, Ferran García, y el entrenador del equipo, Jesús Jiménez, han atendido a CLICK DEPORTIVO para analizar la situación

El Catalonia está viviendo la peor temporada de su historia. Y es un hecho que llama la atención, ya que en los últimos años, el equipo que disputa sus partidos en las instalaciones de la Escuela Industrial de Barcelona había conseguido la salvación con solvencia, acabando las temporadas en la zona media de la tabla. Este curso, sin embargo, ha ido todo al revés y el equipo está inmerso en una dinámica de la que le está costando mucho salir.

El equipo dirigido por Jesús Jiménez ha perdido los 12 partidos disputados del Grupo 11 de Tercera Catalana, siendo el único equipo catalán, desde Primera División hasta esta categoría, que aún no ha conseguido ninguna victoria, además de ser último en la tabla haber encajado 66 goles y haber anotado 11. El presidente de la entidad, Ferran García, que no se esperaba esta situación que está viviendo el equipo, explica que esta circunstancia ya empezó la temporada pasada. “Sabía que esta temporada sería difícil, pero ni mucho menos me esperaba encontrarnos en esta situación a estas alturas de la temporada. El verano pasado el equipo se deshizo totalmente. Se fueron los jugadores y el entrenador, y tuvimos que empezar de cero. Aquí abrimos las puertas a todos los que no estén a gusto, y así lo hicimos. Entonces, escogí un entrenador con experiencia como Jesús para dirigir al equipo”, afirma el presidente.

Jesús Jiménez tuvo que conformar una plantilla con el reto de mantener el equipo en Tercera Catalana, objetivo que ya se había conseguido ampliamente en las anteriores temporadas. “Yo tenía la idea de mantener el bloque del año pasado, que era muy bueno y aseguraba no tener problemas para mantener la categoría. Desgraciadamente, muchos jugadores se fueron y tuvimos que conformar un equipo con prisas, ya que este año la competición empezaba antes”, aclara el entrenador.

MUCHAS LIMITACIONES

 Además, Jesús no pudo quedarse con los jugadores que él hubiera querido en un principio. “Todos los jugadores que quise pidieron dinero. Por lo tanto, como aquí los jugadores no cobran, no quisieron venir. Entonces tuve que escoger segundas y terceras opciones”, asegura el técnico quien, aun así, no solamente está muy satisfecho y orgulloso de los jugadores que tiene, sino que para él son considerados como verdaderos “héroes”.

Pese a que consideran que las actuaciones arbitrales están perjudicando al Don Bosco esta temporada, hecho reconocido por jugadores y técnicos rivales, el entrenador Jesús Jiménez, con una carrera de más de años como técnico de equipos amateurs, no quiere culpabilizar a los árbitros. “Para mí sería muy fácil culpar a los colegiados. Es cierto que nos han perjudicado en numerosas ocasiones, pero son un elemento más del juego y no podemos hacer nada. Yo les intento ayudar y muchas veces me comentan que están solos. Lo que sí que les pido es que ni nos den ni nos quiten”, sentencia el entrenador del Don Bosco.

Pese a no haber llegado al final de la primera vuelta, entrenador y presidente coinciden en que necesitan poco menos que un milagro para salvar la categoría. “No soy un inconsciente, todo de pies en el suelo. Salvar la categoría es muy difícil y se tendrían que dar muchas circunstancias, pero la experiencia me dice que a veces hace falta bajar para volver a subir. Si nos acabamos llevando un disgusto, el año que viene podemos tener una alegría”, atesta Ferran García. Por otro lado, Jesús Jiménez evita hablar de la temporada siguiente y prefiere centrarse en el presente. “Nuestro objetivo principal es puntuar sea como sea. A partir de aquí, lo que tenga que venir, vendrá. Nos lo tomamos como un reto muy bonito”, analiza el técnico del Don Bosco.

“HÉROES”

En lo que compete a los jugadores, a quien Jiménez eleva a la categoría de héroes, está siendo una temporada muy complicada. “Los jugadores, pese a la situación, no se arrugan y compiten como el primer día. Vienen a entrenar cada día y se dejan la piel en el terreno de juego. Tienen toda mi confianza y estoy convencido que su esfuerzo tendrá recompensa”, reconoce el entrenador del Don Bosco. Ferran García, en ese sentido, pide “el máximo respeto para el equipo y para los jugadores. Mientras vistan la camiseta de nuestro club, tendrán toda nuestra confianza”, afirma el máximo dirigente de la entidad catalana.

Pese a ser la peor temporada en cuanto a resultados de la carrera como entrenador de Jesús Jiménez, el técnico busca la parte positiva. “Esta temporada me refuerza como entrenador, y no estoy loco. Estoy aprendiendo mucho más de lo que lo hacía con equipos donde ganaba casi siempre. Estoy viviendo muchas situaciones nuevas para mí, y eso me obliga a pensar y esforzarme más”, asegura el técnico del equipo de la Escuela Industrial. Además, está convencido de que la confianza que recibe le ayuda mucho. “Es muy importante sentir la confianza del presidente. Hace poco he recibido ofertas para irme a otros equipos, pero las rechacé inmediatamente por respeto al club y a los jugadores. El apoyo que estoy teniendo no lo había tenido en ningún otro sitio”, admite el técnico.

El próximo fin de semana, el Don Bosco se enfrentará a la Gramanet a domicilio. Tal y como afirma Jesús Jiménez, sus jugadores saldrán con las mismas ganas y la misma ilusión que en el primer partido de liga. Veremos si el último clasificado del Grupo 11 de Tercera Catalana consigue su primer punto de la temporada.

Imagen: CLICK DEPORTIVO

Victor Llucià // CLICK DEPORTIVO

(ESTILO NARRATIVO) 

Anuncios