En una inesperada final del Masters de maestros en Londres, el británico Andy Murray venció a su rival con un partido categórico

 El pasado domingo, el hombre del momento mostró el gran presente que está viviendo en la actualidad al derrotar a Novak Djokovic que hizo un juego muy pobre, por 6-3 y 6-4 en 1 hora y 40 minutos. El gran premio además de la corona del Masters era terminar la temporada tenística en la cima del escalafón mundial.

Con esta victoria, Andy rompió la tendencia de la última década llamada “triopolio” que ejercieron Roger Federer, Rafael Nadal y el perdedor de la final quienes habían sido los únicos en alcanzar la cima en los últimos 12 años.

Lo que ha sido notorio, ha sido la negativa ultima parte del año para el serbio, donde perdió el número uno  y además su última final del 2016. Por el lado contrario el británico consolido su carrera con el premio final que le faltaba por lograr, ya había conseguido dos oros olímpicos consecutivos y romper la mala racha británica en Wimbledon, le falta finalizar en la cima lo que logro conseguir, sin dudas una temporada de ensueños para el tenista de 29 años.

Para 2017, se espera una lucha muy disputada entre estos dos guerreros palmo a palmo por seguir dominando este deporte que atrae tanto al mundo y que rompió después de tantos años con el dominio de probablemente el mejor tenista de la historia el suizo Roger Federer que está ad portas del retiro.

Santiago Tupper //CLICK DEPORTIVO

Anuncios