El ex jugador del Málaga F.C hizo una de sus mejores presentaciones del año como jugador del Real Madrid, en el estadio Vicente Calderón.

Se jugaba el último derbi en el estadio del equipo de Simeone y los jugadores comienzan a entrar a la cancha, como es de costumbre, la gente se fija más en Ronaldo, Bale o Griezmann, pero no tenían en mente a un jugador que comenzó el partido muy bajo perfil y terminó haciendo de las suyas casi todo el encuentro.

Francisco Alarcón tuvo un 91,7% de acierto en sus pases durante los 79 minutos que estuvo en cancha. Fue el segundo mejor del Madrid despues de Nacho Fernández dando 44 pases buenos de 48.

Pero no solo se encargó de habilitar y encarar, sino también, de quitar balones. En el tiempo que estuvo jugando, fue el segundo jugador del cuadro merengue que más quitó (7), después de Modric (9), demostrando que no solo puede aportar en lo ofensivo y que cuando se tiene que poner el oberol, se lo pone.

Isco se instaló por detrás de Cristiano, en su posición favorita y que hace tiempo no jugaba ahí por el cuadro blanco. “Jugando ahí es donde me siento más cómodo, pero no quiero poner eso de excusa”, concluía el jugador luego de su partidazo en Madrid.

Jugando de mediapunta es donde mejor juega y lo ha demostrado, todas las pelotas pasaban por él y por Modric, armó jugadas de gol, acompañó a los delanteros y estuvo muy bien ubicado dentro del campo, siendo un apoyo constante para el desahogo o la creación de jugadas de peligro.

“Muy contento por el trabajo de Isco, creo que el primer tiempo no ha perdido ningún balón”, expresó el técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane.

El duelo terminó 3-0 para los merengues con tres anotaciones de Cristiano Ronaldo.

Matías Vergara// CLICK DEPORTIVO

Narrativo*

Anuncios